¿Cómo empezó?

Este histórico proceso comenzó el 15 de noviembre de 2019, cuando la mayoría de los partidos políticos con representación en el Congreso, llegaron a un acuerdo para iniciar el camino hacia una eventual nueva Constitución. Esto implicó un plebiscito para preguntar a la ciudadanía: “¿Quiere usted una Nueva Constitución?”, debiendo decidir entre dos opciones: Apruebo o Rechazo.

El 25 de octubre de 2020 se realizó este plebiscito, ganando la opción Apruebo con el 78,27% de las preferencias.

El órgano que redactará la nueva Constitución será la Convención Constitucional, pues obtuvo el 78,99% de los votos de la ciudadanía. Los integrantes de esta Convención serán elegidos por todos los chilenos y chilenas en las elecciones del próximo 15 y 16 de mayo de 2021.

Los lineamientos de la Convención Constitucional se establecieron primero en el Acuerdo por la Paz y la Nueva Constitución, celebrado el 15 de noviembre de 2019. Este Acuerdo se vio plasmado en una reforma constitucional al capítulo XV de la Constitución (artículo 127 al 143), aprobada en el Congreso en diciembre 2019.

Integrantes de la Convención Constituyente

 

  • Los integrantes se llamarán Convencionales Constituyentes. Podrán ser candidatos (as) los (as) ciudadanos (as), es decir, los chilenos y chilenas, mayores de 18 años que no hubieren sido condenados a pena aflictiva, los nacidos en el extranjero que son chilenos (as) por ser hijos de padre o madre chilenos y los nacionalizados (as) por gracia podrán ser candidatos (as) sólo si hubieran estado avecindados en Chile por más de un año. Las autoridades que postulen a ser Convencionales Constituyentes, cesarán en sus cargos al inscribir su candidatura. Esto también rige para otra serie de funcionarios (as) como los del Poder Judicial, del Ministerio Público, Fuerzas Armadas y de Orden. Las personas que desempeñen un cargo directivo de naturaleza gremial o vecinal deberán suspender dichas funciones desde el momento que sus candidaturas sean inscritas.
  • La elección se llevará a cabo el 15 y 16 de mayo de 2021, con el mismo sistema electoral de las elecciones parlamentarias contenidas en la ley N° 18.700. Se excepciona los escaños reservados indígenas y normas sobre paridad e independientes.
  • La Convención Constituyente estará formado por 155 integrantes, donde 17 deberán ser representantes de los pueblos indígenas de nuestro país (7 cupos para los mapuches, 2 para los aymaras y 1 para cada uno de los otros pueblos: rapanui, quechua, atacameños, diaguitas, collas, kawéskar, yaganes y changos); y cuya composición deberá tener equilibrio de género. Además, los partidos y listas deberán presentar al menos un 5% de candidaturas de personas con discapacidad.

Órgano colaborador y entidad ante la cual se puede reclamar

Secretaría Técnica: Formado por personas de comprobada idoneidad académica o profesional, quienes deberán prestar apoyo para el trabajo de la convención.

Corte Suprema: los Convencionales Constituyentes podrán presentar reclamo ante 5 ministros de la Corte Suprema, quienes serán elegidos a través de sorteo por la misma Corte. Se podrá reclamar las infracciones respecto a las reglas de procedimiento de la Convención, que están contenidas en la Constitución y en los acuerdos de carácter general de la Convención. En ningún caso se podrá reclamar sobre el contenido de los textos en elaboración.

Límites a la Convención y
Autoridades

Límites

Se fija como límites obligatorios para el texto redactado, que se respete el carácter de República del Estado de Chile, su régimen democrático, las sentencias judiciales firmes y ejecutoriadas y los tratados internacionales ratificados por Chile que se encuentren vigentes. Se trata de los pilares fundamentales de la República.

Autoridades

Se elegirá a un presidente o presidenta y vicepresidente o vicepresidenta en la primera sesión, por mayoría absoluta (78 Convencionales Constituyentes).

Reglamento

1

La Convención confeccionará su propio reglamento, el que será aprobado con un quórum de 2/3 (105 Convencionales).

2

La Convención no podrá alterar los quórums ni procedimientos para su funcionamiento y para la adopción de acuerdos.

Transparencia

  • Los Convencionales Constituyentes deberán declarar su patrimonio, intereses y los de sus familiares más cercanos. Incluso, dependiendo del patrimonio, deberán otorgar un mandato de administración de valores o enajenar bienes.
  • Deberán declarar sus reuniones, regalos recibidos, presentaciones de intereses o peticiones, los viajes que realicen en el ejercicio de sus funciones. Todo esto quedará en un registro público. Esto permite cumplir con la ley de lobby, ya que restringe la posibilidad de prácticas incompatibles con la probidad.

Prohibiciones e incompatibilidades 

  • La Convención es la encargada de redactar la nueva Constitución y no puede darse otras facultades que las establecidas en la Constitución o atribuirse el ejercicio de la soberanía.
  • Los Convencionales Constituyentes gozan de fuero (Artículos 51 y 134 de la Constitución), no obstante, su conducta está sujeta a limitaciones que pueden hacerles perder el cargo. No podrán ser reemplazados los Convencionales Independientes, o aquellos que sean miembros de partidos al momento de la elección y este se disolviera en la próxima elección de diputados.
  • Prohibición de otro empleo público. Es incompatible con otro empleo o comisión pagado con fondos del Fisco, de las municipalidades, de las entidades fiscales autónomas, semifiscales o de las empresas del Estado o en las que el Fisco tenga intervención por aportes de capital. Se exceptúan los empleos docentes y las funciones o comisiones en enseñanza superior, media y especial.
  • Prohibición de realizar contratos con el Estado. No puede celebrar o caucionar contratos con el Estado, o el que actúe como procurador o agente en gestiones particulares de carácter administrativo, en la provisión de empleos públicos, consejerías, funciones o comisiones de similar naturaleza. Sea esto por sí mismo, por otra persona o por medio de una sociedad de personas de la que forme parte.
  • Prohibición de intervenir en juicios o de actuar como abogado contra el Estado. El que actúe como abogado o mandatario en cualquier clase de juicio, que ejercite cualquier influencia ante las autoridades administrativas o judiciales en favor o representación del empleador o de los trabajadores en negociaciones o conflictos laborales, sean del sector público o privado, o que intervengan en ellos ante cualquiera de las partes. Igual sanción se aplicará al que actúe o intervenga en actividades estudiantiles, cualquiera que sea la rama de la enseñanza, con el objeto de atentar contra su normal desenvolvimiento.
  • Prohibición de alterar el orden público. El que de palabra o por escrito incite a la alteración del orden público o propicie el cambio del orden jurídico institucional por medios distintos de los que establece la Constitución, o que comprometa gravemente la seguridad o el honor de la Nación.
  • Infracciones a la transparencia. El que haya infringido gravemente las normas sobre transparencia, límites y control del gasto electoral, desde la fecha que se declare por sentencia firme por el Tribunal Calificador de Elecciones, a requerimiento del Consejo Directivo del Servicio Electoral.

Duración de la
Convención y Etapa final

Duración de la Convención

Se debe redactar la propuesta de una nueva Constitución en 9 meses desde iniciada su instalación, prorrogable por una única vez por 3 meses más, a solicitud de la Presidencia de la Convención o un tercio de sus miembros, entre 15 y 5 días antes de su expiración.

Dentro del plazo máximo de un año, la Convención debe acordar un texto de nueva Constitución. Luego de aprobada la Constitución por la Convención, esta se disuelve.

Etapa final

Una vez que la Convención comunique oficialmente su propuesta, el Presidente de la República deberá convocar a un plebiscito nacional para que todos los ciudadanos podamos decidir si aprobamos o rechazamos la nueva Constitución.