China 1982 (rev. 2004) Posteriormente modificado

PREÁMBULO

China es uno de los países de más larga historia del mundo. Las diversas nacionalidades del pueblo chino han creado conjuntamente una brillante cultura y poseen una gloriosa tradición revolucionaria.

A partir de 1840, la China feudal se fue convirtiendo gradualmente en un país semicolonial y semifeudal. El pueblo chino luchó heroicamente oleada tras oleada por la independencia de su patria, la liberación nacional, la democracia y la libertad.En el siglo XX China ha experimentado grandes cambios históricos que han estremecido el mundo. La Revolución de 1911, dirigida por el Dr. Sun Yat-sen abolió la monarquía feudal e hizo posible la creación de la República de China. Sin embargo, el pueblo chino aún tenía que cumplir la misión histórica de la lucha de derrotar el imperialismo y el feudalismo.

En 1949, el pueblo chino de las diversas nacionalidades, dirigido por el Partido Comunista de China con el Presidente Mao Zedong como líder, terminó por derrocar después de una prolongada, ardua y sinuosa lucha armada y mediante otras formas de lucha, la dominación del imperialismo, del feudalismo y del capitalismo burocrático; coronó la gran victoria de la revolución de la nueva democracia y fundó la República Popular China.

Desde entonces, el pueblo chino tomó el poder estatal en sus manos y se erigieron en dueños del país.

Desde la fundación de la República Popular China, la transición de la sociedad china de una nueva democracia a una sociedad socialista ha ocurrido paso a paso. Se ha consumado la transformación socialista de la propiedad privada de los medios de producción, el sistema de explotación del hombre por el hombre fue abolida y el sistema socialista fue establecido. La dictadura democrática popular dirigida por la clase obrera y basada en la alianza obrero-campesina, que es en esencia la dictadura del proletariado, se ha consolidado y desarrollado. El pueblo chino y el Ejercito Popular de liberación de China han hecho fracasar las agresiones, sabotajes y provocaciones armadas del imperialismo y de la hegemonía, salvaguardando la independencia nacional y la seguridad de China y reforzando su defensa nacional. Se han obtenido importantes éxitos en el desarrollo económico. Se ha establecido en lo fundamental un sistema industrial socialista, independiente y bastante completo. Ha aumentado de manera notable la producción agrícola. Se ha experimentado un progreso significativo en la educación, la ciencia y la cultura, y se han obtenido notorios resultados en la educación ideológica socialista. Los estándares de vida de las personas han mejorado considerablemente.

La victoria de la revolución de la nueva democracia y los éxitos de la causa socialista de China han sido alcanzados por el pueblo chino de todas las nacionalidades bajo el liderazgo del Partido Comunista de China y la guía del marxismo-leninismo y del pensamiento de Mao Zedong, persistiendo en la verdad, rectificando los errores y superando numerosas dificultades y escollos. China estará en la primera fase del socialismo por un largo período de tiempo. La tarea fundamental de nuestra nación consiste en concentrar sus esfuerzos en la modernización socialista siguiendo el estilo propio del socialismo chino. Bajo la dirección del Partido Comunista de China y la guía por el marxismo-leninismo, el pensamiento de Mao Zedong, la teoría de Den Xiaoping y la importante teoría de las “tres representaciones”, el pueblo chino de las diversas nacionalidades seguirá perseverando en la dictadura democrática popular y en el camino socialista, persistiendo en la reforma, la apertura y el mejoramiento de las instituciones especificas del socialismo; desarrollando la democracia socialista y reforzando el sistema legal socialista; y luchando tenazmente apoyado en sus propios esfuerzos para modernizar paso a paso la industria, la agricultura, la defensa nacional, y la ciencia y tecnología; promoviendo coordinadamente el desarrollo material, político y espiritual de las civilizaciones para convertir a China en una poderosa y próspera nación socialista altamente civilizada y democrática.

Las clases explotadas como tal han sido eliminadas en nuestro país. Sin embargo, la lucha de clases continuará dentro de ciertos límites durante un largo tiempo. El pueblo chino debe pelear contra todas las fuerzas y elementos, dentro y fuera del país, que sean hostiles al sistema socialista de China y traten de socavarlo.

Taiwán es parte del sagrado territorio de la República Popular China. Es deber de todo el pueblo chino incluyendo a nuestros compatriotas en Taiwan alcanzar la grandiosa obra de reunificación de la madre patria.

Para la construcción del socialismo es indispensable apoyarse en los trabajadores, campesinos e intelectuales y unirse con todas las fuerzas susceptibles de ser unidas. En los largos años de la revolución y construcción,bajo la dirección del Partido Comunista de China, se ha formado un amplio frente patriótico unido que cuenta con la participación de los diversos partidos democráticos y las organizaciones populares y abarca a todos los trabajadores socialistas, a los constructores del socialismo, a todos los patriotas que apoyan el socialismo y a todos los patriotas que se pronuncian por la reunificación de la madre patria. Este frente unido continuará consolidándose y desarrollándose. La Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino es una organización ampliamente representativa del frente unido que ha cumplido un rol histórico y que continuará cumpliéndolo en la vida política y social del país, promoviendo la amistad con las gentes de otras naciones y en la lucha por la modernización socialista y por la reunificación y la unidad del país. El sistema de cooperación multipartidista y la consulta política dirigida por el Partido Comunista de China existirá y se desarrollará en China por un largo tiempo.

La República Popular China es un Estado unitario multinacional, fundado conjuntamente por el pueblo de todas las nacionalidades. Las relaciones socialistas de igualdad, unidad y asistencia mutua han sido establecidas entre ellas y seguirán consolidándose. En la lucha por defender la unidad de las nacionalidades, hay que combatir el chovinismo de la gran nación, principalmente el chovinismo Han, y también es necesario combatir el chovinismo local-nacional. El Estado hará todos los esfuerzos por promover la prosperidad conjunta de todas las nacionalidades del país.

Los éxitos de la revolución y la construcción de China son inseparables del apoyo de los demás pueblos del mundo. El futuro de China está estrechamente vinculado al porvenir del mundo. China obedece a una política exterior independiente y a los cinco principios de respeto mutuo a la soberanía y la integridad territorial, mutua no agresión, no intervención en los asuntos internos de otros, igualdad y beneficio recíproco, y coexistencia pacifica en el desarrollo de las relaciones diplomáticas y los intercambios económicos y culturales con los demás países; China se opone consistentemente al imperialismo, al hegemonismo y al colonialismo, trabaja por fortalecer su unidad con los otros pueblos del mundo, apoya a las naciones oprimidas y a los países en vía de desarrollo en su justa lucha por la conquista y la salvaguardia de la independencia nacional y por el fomento de su economía nacional, y trabaja para defender la paz mundial y promover la causa del progreso de la humanidad.

La presente Constitución reafirma los frutos de la lucha del pueblo chino de las diversas nacionalidades y define legalmente el sistema básico y las tareas básicas del Estado; es la ley fundamental del Estado y tiene la máxima autoridad jurídica. El pueblo de las diversas nacionalidades, los organismos del Estado, las fuerzas armadas, los partidos políticos, las organizaciones sociales, y todas las empresas y las instituciones, deben tomar la Constitución como norma básica de conducta, y tienen la obligación de defender su autoridad y garantizar su cumplimiento.

CAPÍTULO I. PRINCIPIOS GENERALES

Artículo 1

La República Popular China es un Estado socialista bajo la dictadura democrática popular, dirigido por la clase obrera y basada en la alianza obrero-campesina.

El sistema socialista es el sistema básico de la República Popular China. Está prohibido el sabotaje por parte de cualquier organización o individuo contra el sistema socialista.

Artículo 2

Todo poder en la República Popular China pertenece al pueblo.

Los órganos por medio de los cuales el pueblo ejerce el Poder Estatal son el Asamblea Nacional Popular y las asambleas populares locales de los diversos niveles.

El pueblo administra los asuntos del Estado, las actividades económicas y culturales y los asuntos sociales por diversas vías y en distinta formas conforme a las estipulaciones de la ley.

Artículo 3

El centralismo democrático se practica en los organismos del Estado de la República Popular China.

La Asamblea Popular Nacional y las asambleas populares locales de los diversos niveles son elegidas en forma democrática. Ellas responden ante el pueblo y se someten a su supervisión.

Los órganos ejecutivos, judiciales y fiscalizadores del Estado emanan de las asambleas populares, responden ante ellas y se someten a su supervisión.

La división de funciones y poderes entre los organismos centrales y locales del Estado está guiada por el principio de hacer que las autoridades locales pongan en pleno juego su iniciativa y entusiasmo bajo la dirección unificada de las autoridades centrales.

Artículo 4

Todas las nacionalidades de la República Popular China gozan de iguales derechos. El Estado protege los derechos e intereses legítimos de las minorías nacionales y salvaguarda y desarrolla las relaciones de igualdad, unidad y ayuda recíproca entre las diversas nacionalidades. Queda prohibida toda discriminación u opresión contra cualquier nacionalidad, así como todo acto que quebrante la unidad entre las nacionalidades o instigue la secesión. El Estado ayuda a las zonas de minorías nacionales a acelerar su desarrollo económico y cultural conforme a las peculiaridades y necesidades de cada minorÌa nacional.

En toda zona donde alguna minoría nacional viva en compacta comunidad se aplica la autonomía regional y se establecen organismos autonómicos para ejercer los derechos autónomos. Las zonas de autonomía nacional constituyen parte inseparable de la República Popular China.

Todas las nacionalidades gozan de la libertad de emplear y desarrollar sus propias lenguas orales y escritas y de la libertad de conservar o reformar sus costumbres y practicas tradicionales.

Artículo 5

La República Popular de China ejerce el poder de conformidad con la ley y está establecida como una nación socialista bajo la regla de derecho.

El Estado salvaguarda la unidad y la autoridad del sistema legal socialista.

Ninguna ley, disposición administrativa o reglamento de carácter local puede contradecir la Constitución.

Todos los organismos del Estado, las fuerzas armadas, todos los partidos políticos y organizaciones sociales, las empresas e instituciones deben observar la Constitución y las leyes. Todos los actos que violen la Constitución y las leyes deben ser investigados.

No se permitirá que ningún organismo o individuo disfrute de privilegios por encima de la Constitución y las leyes.

Artículo 6

La base del sistema económico socialista de la República Popular China es la propiedad pública socialista de los medios de producción, es decir, la propiedad de todo el pueblo y la propiedad colectiva de las masas trabajadoras.El sistema de propiedad pública socialista reemplaza la explotación del hombre por el hombre; aplica el principio de “de cada uno, según su capacidad; a cada uno, según su trabajo".

Durante la primera etapa del socialismo, el Estado adhiere a un sistema económico básico en el que la propiedad pública es dominante pero diversos sectores de la economía se desarrollan conjuntamente, y el sistema de distribución de acuerdo con el trabajo es dominante pero coexiste con varios modos de distribución.

Artículo 7

El sector estatal de la economía, es decir, la economía socialista bajo la propiedad de todo el pueblo es la fuerza rectora de la economía nacional. El Estado asegura la consolidación y el desarrollo del sector estatal de la economía.

Artículo 8

Las organizaciones económicas rurales cooperativas practican el sistema de gerencia de doble nivel que combina operaciones unificadas y separadas con base en el sistema de responsabilidad de producción doméstica. Otras formas de economía cooperativa en las areas rurales tales como la producción, abastecimiento y venta, crédito y consumo cooperativo pertenecen al sector de la economía socialista bajo la propiedad colectiva de los trabajadores.

Los trabajadores que son miembros de las organizaciones de economía colectiva rural tienen derecho, dentro de los límites establecidos por la ley, a explotar parcelas de tierra cultivable o de montaña para el uso personal, involucrarse en líneas de producción doméstica y criar ganado de propiedad privada.

Todas las formas de economía cooperativa en las ciudades y en los pueblos, tales como aquellas que se ocupan de actividades de artesanía, industriales, de transporte, comercial y de servicios, pertenecen todas al sector de la economía socialista bajo la propiedad colectiva de los trabajadores.

El Estado protege los derechos e intereses legítimos de los colectivos urbanos y rurales y estimula, orienta y ayuda al desarrollo de la economía colectiva.

Artículo 9

Son propiedad del Estado, o sea, de todo el pueblo, los recursos minerales, las aguas, los bosques, las montañas, las praderas, las tierras baldías, las playas y otros recursos naturales, excepto los bosques, las montañas, las praderas, las tierras baldías y las playas de propiedad colectiva según lo previsto en la ley.

El Estado garantiza el aprovechamiento racional de los recursos naturales y protege los animales y plantas exóticas. Se prohíbe a toda organización o individuo apropiarse o destruir los recursos naturales por cualquier medio.

Artículo 10

La tierra urbana es propiedad del Estado.

La tierra en las áreas rurales y suburbanas es de propiedad colectiva a excepción de aquellas que pertenecen al Estado según lo estipulado por la ley; son también propiedad colectiva los terrenos en los que se asientan casas, parcelas de cultivo y praderas privadas.

El Estado, por razones de interés público y de acuerdo con lo estipulado por la ley, puede expropiar o requerir tierras para su uso y compensará por la tierra expropiada o requerida.

Ninguna organización o individuo debe apoderarse, comprar, vender o transferir de cualquier modo la tierra por medios ilícitos. El derecho a usar la tierra debe ser transferido de acuerdo con la ley.

Todas las organizaciones e individuos que hagan uso de la tierra, deben usarla de manera razonable.

Artículo 11

Las economías individuales, privadas y otras economías no públicas que existen dentro de los límites prescritos en la ley son componentes importantes de la economía socialista de mercado.

El Estado protege los derechos e intereses legítimos de los sectores no públicos de la economía tales como los sectores económicos individual y privado. El Estado estimula, apoya y guía el desarrollo de sectores no públicos de la economía y, de acuerdo con lo previsto en la ley, ejercita la supervisión y control sobre ellos.

Artículo 12

La propiedad pública socialista es sagrada e inviolable.

El Estado protege la propiedad pública socialista. Se prohíbe a toda organización o individuo apoderarse o destruir, por cualquier medio, la propiedad del Estado y colectiva.

Artículo 13

La legítima propiedad privada de los ciudadanos es inviolable.

El Estado, de acuerdo con lo previsto en la ley, protege los derechos de los ciudadanos a la propiedad privada y su herencia.

El Estado, en aras del interés público y de acuerdo con lo estipulado por la ley, puede expropiar o requerir la propiedad privada para su uso y debe hacer una compensación por la propiedad expropiada o requerida.

Artículo 14

El Estado continuamente aumenta la productividad laboral, mejora los resultados económicos y desarrolla las fuerzas productivas mediante el realce del entusiasmo de los trabajadores, el aumento de su nivel técnico, los adelantos científicos y tecnológicos, el mejoramiento de los sistema de administración de la economía y los sistemas de gestión y administración de las empresas, la implantación de diversas formas de responsabilidad socialista y el mejoramiento de la organización del trabajo.

El Estado practica un riguroso régimen económico y combate el despilfarro.

El Estado distribuye apropiadamente la acumulación y el consumo, toma en consideración de la colectividad y de los individuos así como los intereses del Estado y, sobre la base del desarrollo de la producción, mejora gradualmente las condiciones de vida material y cultural del pueblo.

El Estado establece un sólido sistema de seguridad social compatible con el nivel de desarrollo económico.

Artículo 15

El Estado ha puesto en práctica la economía socialista de mercado. El Estado fortalece la formulación de la legislación económica, mejora los ajustes macro-económicos y controla e impide, de acuerdo con lo previsto en la ley, que cualquier unidad o individuo interfiera con el orden social económico.

Artículo 16

Las empresas estatales tienen poder de decisión sobre la gestión y administración dentro de los límites prescritos en la ley. Las empresas estatales practican la administración democrática a través de las conferencias de representantes de trabajadores y empleados, así como mediante de otras formas acordes con la ley.

Artículo 17

Las organizaciones económicas colectivas tienen poder de decisión para llevar a cabo organizaciones económicas independientes, con la condición de que acaten las leyes correspondientes. Las organizaciones de economía colectiva practican la administración democrática, eligen o remueven el personal administrativo y deciden sobre los asuntos más importantes concernientes a la gestión y administración conforme a las estipulaciones de la ley.

Artículo 18

La República Popular China autoriza a las empresas extranjeras, a otras organizaciones económicas extranjeras y a los individuos extranjeros para hacer inversiones en China y a realizar distintas formas de cooperación económica con empresas u otras organizaciones económicas de China, de acuerdo con las estipulaciones de la ley de la República Popular China.

Las empresas y otras organizaciones económicas extranjeras en China, así como las empresas mixtas con inversiones nacionales y extranjeras instaladas en territorio chino, deben observar las leyes de la República Popular China. Sus legítimos derechos e intereses son amparados por las leyes de la República Popular China.

Artículo 19

El Estado desarrolla la educación socialista y trabaja por elevar el nivel científico y cultural de toda la nación.

El Estado mantiene escuelas de diferentes tipos, establece la enseñanza primaria obligatoria y universal, fomenta la enseñanza secundaria, vocacional y la educación superior, y promueve la educación preescolar.

El Estado desarrolla diversos tipos de establecimientos educativos con el fin de eliminar el analfabetismo, e imparte a los obreros, campesinos, funcionarios estatales y demás trabajadores educación política, cultural, científica, tecnológica y profesional. El Estado estimula la capacitación mediante el estudio autodidáctico.

El Estado estimula los esfuerzos de las organizaciones económicas colectivas, de las empresas e instituciones estatales y demás fuerzas sociales por establecer instituciones educativas de diversas modalidades, según lo estipulado por la ley.

El Estado promueve el uso en todo el país del Putonghua (lengua común basada en la pronunciación Beijing)

Artículo 20

El Estado promueve el avance de las ciencias naturales y sociales, populariza los conocimientos científicos y tecnológicos, y elogia y recompensa los logros alcanzados en la investigación científica así como los descubrimientos e inventos técnicos.

Artículo 21

El Estado desarrolla los servicios médicos y sanitarios, promueve la medicina moderna y la medicina tradicional China, estimula y apoya los esfuerzos de las organizaciones económicas colectivas rurales, de las empresas estatales y de las organizaciones vecinales por establecer diversos servicios de asistencia medica y establecimientos sanitarios, y promueve las actividades masivas de sanidad, todo para proteger la salud del pueblo.

El Estado desarrolla la cultura física, y promueve las actividades deportivas masivas para fortalecer la salud física del pueblo.

Artículo 22

El Estado impulsa el desarrollo de la literatura y el arte, la prensa, la radiodifusión y la televisión, los servicios editoriales y de distribución, los servicios de bibliotecas, museos, casas de cultura y otras actividades culturales que sirvan al pueblo y al socialismo, y que patrocinen actividades culturales masivas.

El Estado protege los lugares atractivos y de valor histórico, los monumentos y reliquias culturales valiosos y los demás elementos importantes del legado histórico y cultural de China.

Artículo 23

El Estado prepara personas especializadas en distintas áreas que sirvan al socialismo, incrementa el número de intelectuales y crea condiciones para dar pleno alcance a su rol en la modernización socialista.

Artículo 24

El Estado fortalece la construcción de la civilización socialista en lo espiritual por medio de una educación generalizada en ideales y moral, educación general, educación en la disciplina y el sistema legal, y a través de la formulación y observancia de reglas de conducta y de compromisos comunes dentro de los diferentes sectores de la población urbana y rural.

El Estado fomenta las virtudes civiles de amor a la madre patria, al pueblo, al trabajo, a la ciencia y al socialismo; educa al pueblo en patriotismo, colectivismo, internacionalismo y comunismo y el materialismo dialéctico e histórico; combate las ideas decadentes del capitalismo y el feudalismo y otras ideologías decadentes.

Artículo 25

El Estado impulsa la planificación familiar para que el crecimiento de la población concuerde con el plan de desarrollo social y económico.

Artículo 26

El Estado protege y mejora el medio ambiente y el ambiente ecológico, y previene y controla la contaminación ambiental y otros peligros públicos.

El Estado organiza y estimula la reforestación y la protección de los bosques.

Artículo 27

Todos los organismos estatales cumplen el principio de administración simple y eficiente, el sistema de responsabilidad laboral y el sistema de capacitación de funcionarios y valoración de su trabajo con el fin de mejorar constantemente la calidad y eficiencia de su trabajo y combatir la burocracia.

Todos los organismos del Estado y sus funcionarios deben apoyarse en el pueblo, mantener estrecho contacto con él, escuchar atentamente sus opiniones y sugerencias, someterse a su supervisión y servirle con dedicación.

Artículo 28

El Estado mantiene el orden público y reprime la traición y las demás actividades criminales que pongan en peligro la seguridad del Estado; penaliza las acciones que pongan en peligro la seguridad pública y que socaven la economía socialista así como otros actos delictivos, sanciona a los criminales y los somete a un proceso de reforma.

Artículo 29

Las fuerzas armadas de la República Popular China pertenecen al pueblo. Su misión es fortalecer la defensa nacional, resistir la agresión, defender a la patria, proteger el trabajo pacífico del pueblo, participar en la reconstrucción nacional y servir con fervor al pueblo.

El Estado fortalece la revolucionarización, la modernización y la regularización de las fuerzas armadas con el fin de incrementar la capacidad de defensa nacional.

Artículo 30

La división administrativa de la República Popular China es la siguiente:

  1. 1. Todo el paÌs se divide en provincias, regiones autónomas y municipios directamente subordinados al Poder central;
  2. 2. Cada provincia o región autónoma se divide en prefecturas autónomas, distritos, distritos autónomos y municipios, y
  3. 3. Cada distrito o distrito autónomo se divide, a su vez, en cantones, cantones de minorías nacionales y poblados.

Los municipios directamente subordinados al Poder central y otras grandes ciudades se dividen en distritos urbanos y distritos. Las prefecturas autónomas se dividen en distritos, distritos autónomos y ciudades.

Todas las regiones autónomas, las prefecturas autónomas y los distritos autónomos son zonas de autonomía nacional.

Artículo 31

En caso de ser necesario, el Estado puede instituir zonas administrativas especiales. Los sistemas instituidos en las regiones administrativas especiales deben ser prescritos por una ley promulgada por la Asamblea Popular Nacional a la luz de las condiciones específicas.

Artículo 32

La República Popular China protege los derechos e intereses legítimos de los extranjeros que se encuentren en territorio chino, y estos a su vez, tienen que acatar las leyes de la República Popular China.

La República Popular China puede conceder asilo a los extranjeros que lo soliciten por razones políticas.

CAPÍTULO II. DERECHOS Y DEBERES FUNDAMENTALES DE LOS CIUDADANOS

Artículo 33

Es ciudadano de la República Popular China todo el que haya adquirido la nacionalidad de la misma.

Todos los ciudadanos de la República Popular China son iguales ante la ley. Todos los ciudadanos gozan de los derechos establecidos por la Constitución y las leyes y, al mismo tiempo, deben cumplir con los deberes contenidos en las mismas.

El Estado respeta y preserva los derechos humanos.

Artículo 34

Todos los ciudadanos de la República Popular China que hayan cumplido 18 años tienen derecho a elegir y a ser elegidos, independientemente de su nacionalidad, raza, sexo, ocupación, procedencia familiar, creencia religiosa, grado de instrucción, situación económica y tiempo de residencia; se exceptúan aquellas personas que por ley hayan sido privadas de sus derechos políticos.

Artículo 35

Los ciudadanos de la República Popular China tienen libertad de expresión, de prensa, de reunión, de asociación, y libertad para hacer desfiles y manifestaciones.

Artículo 36

Los ciudadanos de la República Popular China gozan de libertad para profesar creencias religiosas.

Ningún organismo del Estado, organización social o individuo puede obligar a un ciudadano a profesar o dejar de practicar cualquier religión, ni tampoco puede discriminar a los ciudadanos que profesan o que no profesan alguna creencia religiosa.

El Estado protege las actividades religiosas regulares. Ninguna persona puede utilizar la religión para involucrarse en actividades que atenten contra el orden público, que causen daño a la salud de los ciudadanos o que perturben el sistema educacional del Estado.

Las organizaciones y asuntos religiosos deben mantenerse libres de toda dominación extranjera.

Artículo 37

La libertad personal de los ciudadanos de la República Popular China es inviolable.

Ningún ciudadano puede ser detenido sin la autorización o decisión de una fiscalía popular o la decisión de un tribunal popular, y la detención debe ser ejecutada sino por un organismo de seguridad pública.

Se prohíbe privar o restringir ilegalmente la libertad personal de cualquier ciudadano mediante detención o cualquier otro medio. Se prohíbe realizar sin autorización registros personales a cualquier ciudadano.

Artículo 38

La dignidad personal de los ciudadanos de la República Popular China es inviolable. Se prohíbe insultarlos, denigrarlos o lanzarles acusaciones infundadas e imputaciones insidiosas por cualquier medio.

Artículo 39

Se garantiza la inviolabilidad del domicilio de los ciudadanos de la República Popular China. Se prohíbe registrar ilegalmente el domicilio de los ciudadanos o penetrar en él ilegalmente.

Artículo 40

La libertad y el secreto de correspondencia de los ciudadanos de la República Popular China están garantizados por la ley. Ninguna organización o individuo puede violar por motivo alguno la libertad y la privacidad de la correspondencia de los ciudadanos salvo en los casos que, por imposición de las necesidades de seguridad del Estado o de la investigación de delitos criminales, la seguridad pública o las fiscalías tengan autorización para revisar la correspondencia de acuerdo con el procedimiento establecido en la ley.

Artículo 41

Los ciudadanos de la República Popular China tienen derecho a formular críticas y plantear sugerencias a todo organismo del Estado y a sus funcionarios. Los ciudadanos tienen derecho a presentar quejas, acusaciones o denuncias ante los organismos correspondientes del Estado contra cualquier entidad del Estado o sus funcionarios que hayan infringido la ley o faltado a sus deberes. Está prohibido inventar o tergiversar los hechos para presentar acusaciones infundadas e imputaciones insidiosas.

Los organismos correspondientes del Estado deben verificar los hechos alegados en las quejas, acusaciones o denuncias que hagan los ciudadanos y responsabilizarse de atenderlas. Nadie debe eliminar dichas quejas, acusaciones o denuncias ni tomar represalias contra los ciudadanos que las formulen.

Los ciudadanos que hayan sufrido pérdidas a causa de la violación de sus derechos civiles por parte de un organismo del Estado o sus funcionarios, tienen derecho a indemnización de acuerdo con las estipulaciones de la ley.

Artículo 42

Los ciudadanos de la República Popular China tienen derecho al trabajo y el deber de trabajar.

El Estado crea, por todos los medios, condiciones para el empleo, refuerza la protección laboral, mejora las condiciones de trabajo y, sobre la base de la expansión de la producción, incrementa la remuneración por el trabajo y los beneficios sociales.

El trabajo constituye un honroso deber de todos los ciudadanos aptos para hacerlo. Todos los trabajadores tanto de las empresas estatales como de las organizaciones económicas colectivas de la ciudad y el campo deben llevar a cabo su trabajo con una actitud que concuerde con su calidad de de dueños del Estado. El Estado promueve la emulación socialista en el trabajo y recompensa a los trabajadores ejemplares y avanzados. Alienta a los ciudadanos a participar en el trabajo voluntario.

El Estado concede un adecuado entrenamiento laboral a los ciudadanos previo a su empleo.

Artículo 43

Los trabajadores de la República Popular China tienen derecho al descanso.

El Estado expande la infraestructura para el descanso y reposo de los trabajadores y fija la jornada laboral y el régimen de vacaciones para los trabajadores y empleados.

Artículo 44

El Estado prescribe, según lo estipulado por la ley, el régimen de jubilació de los trabajadores y empleados de las empresas y a los funcionarios de los organismos estatales. El Estado y la sociedad aseguran los medios de subsistencia a los jubilados.

Artículo 45

Los ciudadanos de la República Popular China tienen derecho a la asistencia material del Estado y de la sociedad en la vejez, en la enfermedad y en los casos de pérdida de la capacidad laboral. Para garantizar el goce de este derecho, el Estado promueve los servicios de seguro social, asistencia social, asistencia medica y salud pública.

El Estado y la sociedad garantizan los medios de subsistencia a los militares inválidos, socorren a las familias de los mártires revolucionarios y otorgan trato preferencial a los familiares de los miembros del Ejercito.

El Estado y la sociedad ayudan a crear condiciones de trabajo, vida y educación para los ciudadanos ciegos, sordos, mudos y otros ciudadanos con diferentes discapacidades.

Artículo 46

Los ciudadanos de la República Popular China tienen el derecho y el deber de recibir educación.

El Estado promueve el desarrollo integral -moral, intelectual y físico- de los niños, adolescentes y jóvenes.

Artículo 47

Los ciudadanos de la República Popular China tienen libertad de dedicarse a la investigación científica, a la creación literaria y artística y a las demás actividades culturales. El Estado estimula y favorece la labor creadora y provechosa para el pueblo que realicen los ciudadanos dedicados a la educación, la ciencia, la tecnología, la literatura, el arte y otras actividades culturales.

Artículo 48

En la República Popular China la mujer goza de iguales derechos que el hombre en la vida política, económica, cultural, social y familiar.

El Estado protege los derechos e intereses de las mujeres, pone en práctica el principio de igual salario por igual trabajo entre hombres y mujeres y prepara y promueve cuadros de entre las mujeres.

Artículo 49

El Estado protege el matrimonio, la familia, la maternidad y la infancia.

Tanto el marido como la esposa tienen el deber de practicar la planificación familiar.

Los padres tienen el deber de sostener y educar a sus hijos menores de edad, y los hijos mayores de edad tienen el deber de sustentar y ayudar a sus padres.

Se prohíbe violar la libertad de matrimonio. Se prohíbe maltratar a los ancianos, a las mujeres o a los niños.

Artículo 50

La República Popular China protege los derechos e intereses legítimos de los nacionales chinos residentes en el extranjero y de los chinos que hayan vuelto a la patria así como de sus familiares.

Artículo 51

Los ciudadanos de la República Popular China, en el ejercicio de sus libertades y derechos, no deben perjudicar los intereses del Estado, de la sociedad o de la colectividad, ni menoscabar las libertades y derechos legítimos de los demás ciudadanos.

Artículo 52

Los ciudadanos de la República Popular China tienen el deber de salvaguardar la unidad del país y la unidad de las diversas nacionalidades del paÌs.

Artículo 53

Los ciudadanos de la República Popular China deben acatar la Constitución y las leyes, guardar los secretos del Estado, cuidar los bienes públicos, observar la disciplina laboral y el orden público y respetar la ética pública.

Artículo 54

Los ciudadanos de la República Popular China tienen la obligación de salvaguardar la seguridad, el honor y los intereses de la patria; no deben cometer actos que comprometan esta seguridad, honor e intereses.

Artículo 55

Es un sagrado deber de todo ciudadano de la República Popular China defender la patria y oponer resistencia a la agresión.

Cumplir el servicio militar y alistarse en la milicia popular según la ley constituye una honrosa obligación de los ciudadanos de la República Popular China.

Artículo 56

Los ciudadanos de la República Popular China tienen la obligación de pagar los impuestos estipulados por la ley.

CAPÍTULO III. ESTRUCTURA DEL ESTADO

SECCIÓN 1. ASAMBLEA POPULAR NACIONAL

ArtÍculo 57

La Asamblea Popular Nacional de la República Popular China es el órgano supremo del poder del Estado. Su cuerpo permanente es el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional.

Artículo 58

La Asamblea Popular Nacional y su Comité Permanente ejercen el poder legislativo del Estado.

Artículo 59

La Asamblea Popular Nacional se compone de diputados elegidos por las provincias, las regiones autónomas, los municipios directamente subordinados al Poder central, las regiones administrativas especiales y los diputados elegidos de las fuerzas armadas. Cada una de las minorías nacionales debe tener un número apropiado de diputados.

Las elecciones de los diputados a la Asamblea Popular Nacional son presididas por el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional.

El número de diputados a la Asamblea Popular Nacional y los métodos para su elección son estipulados por la ley.

Artículo 60

La Asamblea Popular Nacional es elegida por un período de cinco años.

Dos meses antes de la finalización del término de la Asamblea Popular Nacional, el Comité Permanente debe asegurarse de que la elección de los diputados de la siguiente Asamblea Nacional Popular esté completa. En circunstancias extraordinarias en que sea imposible realizar las elecciones, ellas pueden ser aplazadas con la aprobación de más de dos tercios de los integrantes del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional y el mandato de los miembros de la Asamblea Popular Nacional puede ser prorrogado. Las elecciones de los diputados a la siguiente Asamblea Popular Nacional debe completarse en el transcurso de un año contado desde la terminación de dichas circunstancias extraordinarias.

Artículo 61

La Asamblea Popular Nacional se reúne una vez al año y es convocada por el Comité Permanente. Pueden convocarse sesiones de la Asamblea Popular Nacional en cualquier momento cuando el Comité Permanente lo considere necesario o cuando lo proponga más de un quinto de los diputados a la Asamblea Popular Nacional.

Al reunirse, la Asamblea Popular Nacional elige un Presidium que preside sus sesiones.

Artículo 62

La Asamblea Popular Nacional ejerce las siguientes funciones y poderes:

  1. 1. Reformar la Constitución;
  2. 2. Supervisar el cumplimiento de la Constitución;
  3. 3. Elaborar y reformar el Código penal, el Código civil, las leyes relativas a los órganos del Estado y otras materias;
  4. 4. Elegir el Presidente y el Vicepresidente de la República Popular China;
  5. 5. Decidir sobre el nombramiento del Primer Ministro del Consejo de Estado a propuesta del Presidente de la República Popular China, y decidir sobre el nombramiento de los Viceprimeros Ministros del Consejo de Estado, los Consejeros de Estado, los titulares de los Ministerios y Comisiones, el Auditor General y el Secretario General del Consejo de Estado a propuesta del Primer Ministro del Consejo de Estado;
  6. 6. Elegir el Presidente de la Comisión Militar Central y decidir el nombramiento de los demás integrantes de esta a propuesta de su Presidente;
  7. 7. Elegir el Presidente del Tribunal Popular Supremo;
  8. 8. Elegir el Fiscal General de la Fiscalía Popular Suprema;
  9. 9. Examinar y aprobar el plan de desarrollo social y económico del país y los informes sobre su ejecución;
  10. 10. Examinar y aprobar los presupuestos del Estado y los informes sobre su ejecución;
  11. 11. Modificar o anular las decisiones inadecuadas que haya adoptado el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional;
  12. 12. Aprobar la creación de provincias, regiones autónomas y municipios directamente subordinados al Poder central;
  13. 13. Decidir sobre el establecimiento de zonas administrativas especiales así como los sistemas a ser instituidos en ellas;
  14. 14. Decidir sobre las cuestiones de la guerra y la paz;
  15. 15. Ejercer otras funciones y poderes que correspondan al órgano supremo del poder del Estado.

Artículo 63

La Asamblea Popular Nacional tiene la facultad de destituir a las siguientes personas:

  1. 1. El Presidente y el Vicepresidente de la República Popular China;
  2. 2. El Primer Ministro y los Viceprimeros Ministros del Consejo de Estado, los Consejeros de Estado, los titulares de los Ministerios y Comisiones, el Auditor General y el Secretario General del Consejo de Estado;
  3. 3. El Presidente y otros miembros de la Comisión Militar Central;
  4. 4. El Presidente del Tribunal Popular Supremo, y
  5. 5. El Fiscal General de la FiscalÌa Popular Suprema.

Artículo 64

Las reformas de la Constitución son iniciativa del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional o de más de un quinto de los diputados a la Asamblea Popular Nacional, y debe ser adoptada por el voto mayoritario de más de dos tercios de los diputados a la Asamblea.

Las leyes y resoluciones deben ser aprobados por el voto mayoritario de más de la mitad de los diputados a la Asamblea Popular Nacional.

Artículo 65

El Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional está integrado por el Presidente, los Vicepresidentes, el Secretario General y los miembros.

Entre los integrantes del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional debe figurar un número apropiado de diputados de minorías nacionales.

La Asamblea Popular Nacional elige a los integrantes de su Comité Permanente y esta facultada para destituirlos.

Los integrantes del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional no pueden desempeñar cargos en los órganos ejecutivos, judiciales ni fiscalizadores del Estado.

Artículo 66

El Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional es elegido por el mismo periodo que la Asamblea Popular Nacional; ejerce sus funciones hasta que la Asamblea Popular Nacional haya elegido un nuevo Comité Permanente.

El Presidente y los Vicepresidentes no pueden cumplir más de dos mandatos consecutivos.

Artículo 67

El Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional ejerce las siguientes funciones y poderes:

  1. 1. Interpretar la Constitución y supervisar su cumplimiento;
  2. 2. Elaborar y reformar todas las leyes, excepto las que estén reservadas a la Asamblea Popular Nacional;
  3. 3. Complementar y modificar en forma parcial, en el tiempo comprendido entre los periodos de sesiones de la Asamblea Popular Nacional, las leyes elaborada por ésta, pero sin contradecir los principios fundamentales de estas leyes;
  4. 4. Interpretar las leyes;
  5. 5. Examinar y aprobar, entre los periodos de sesiones de la Asamblea Popular Nacional, los reajustes parciales que sea necesario introducir en el plan de desarrollo social y económico del país y en los presupuestos del Estado en el curso de su ejecución;
  6. 6. Supervisar la labor del Consejo de Estado, de la Comisión Militar Central, del Tribunal Popular Supremo y de la Fiscalía Popular Suprema;
  7. 7. Anular las disposiciones administrativas, y las decisiones, regulaciones y órdenes del Consejo de Estado que contradigan la Constitución o las leyes;
  8. 8. Anular las regulaciones locales y las decisiones de los órganos del poder estatal de las provincias, las regiones autónomas y los municipios directamente subordinados al Poder central que contradigan la Constitución, las leyes, las disposiciones administrativas y las regulaciones;
  9. 9. Decidir, entre los periodos de sesiones de la Asamblea Popular Nacional y a propuesta del Primer Ministro del Consejo de Estado, sobre el nombramiento de los titulares de los Ministerios y Comisiones, del Auditor General y del Secretario General;
  10. 10. Decidir, entre los periodos de sesiones de la Asamblea Popular Nacional y a propuesta del Presidente de la Comisión Militar Central, el nombramiento de los demás integrantes de la Comisión;
  11. 11. Nombrar o remover, por sugerencia del Presidente del Tribunal Popular Supremo, a los vicepresidentes y jueces de la Corte Suprema Popular, a los miembros del Comité Judicial asÌ como al Presidente del Tribunal Militar;
  12. 12. Nombrar o remover, a propuesta del Fiscal General de la Fiscalía Popular Suprema, los fiscales generales adjuntos, los fiscales y los miembros de la comisión fiscalizadora y el Fiscal General de la Fiscalía Militar, y aprobar el nombramiento o la remoción de los fiscales generales de las fiscalías populares de las provincias, las regiones autónomas y los municipios directamente subordinados al Poder central;
  13. 13. Decidir el nombramiento o la revocatoria de los representantes plenipotenciarios de la Nación en otros Estados;
  14. 14. Acordar la ratificación o la abrogación de los tratados y los acuerdos importantes concluidos con Estados extranjeros;
  15. 15. Definir las escalas de títulos y rangos para el personal militar y diplomático y otros sistemas de escalas específicas;
  16. 16. Instituir las condecoraciones y los títulos honoríficos del Estado y decidir sobre su adjudicación;
  17. 17. Decidir sobre la entrega de perdones especiales;
  18. 18. Decidir, entre los periodos de sesiones de la Asamblea Popular Nacional, la declaración del estado de guerra en caso de que el país sea objeto de una agresión armada o en cumplimiento de las obligaciones internacionales de un tratado concerniente a la defensa común contra una agresión;
  19. 19. Decidir sobre la movilización general o parcial del país;
  20. 20. Decidir el estado de sitio en todo el país o en alguna provincia, región autónoma o municipio directamente subordinado al Poder central;
  21. 21. Ejercer otras funciones y poderes que le delegue la Asamblea Popular Nacional.

Artículo 68

El Presidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional preside la labor del Comité Permanente y convoca sus sesiones. Los Vicepresidentes y el Secretario General asisten al Presidente en su trabajo. El Vicepresidente y el Secretario General asisten al Presidente en su trabajo.

El Presidente, el Vicepresidente y el Secretario General llevan a cabo los importantes trabajos cotidianos del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional.

Artículo 69

El Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional responde y rinde cuentas de su gestión ante la Asamblea Popular Nacional.

Artículo 70

La Asamblea Popular Nacional instituye la Comisión de Nacionalidades, la Comisión Jurídica, la Comisión de Asuntos Financieros y Económicos, la Comisión de Educación, Ciencias, Cultura y Salud Pública, la Comisión de Asuntos Exteriores, la Comisión de Chinos Residentes en el Extranjero y tantas otras comisiones especiales como sean necesarias. Entre los periodos de sesiones de la Asamblea Popular Nacional, todas estas comisiones funcionan bajo la dirección del Comité Permanente de la Asamblea.

Bajo la dirección de la Asamblea Popular Nacional y de su Comité Permanente, las comisiones especiales estudian, examinan o elaboran los proyectos de resolución de su competencia.

Artículo 71

La Asamblea Popular Nacional y su Comité Permanente pueden establecer, cuando lo juzguen necesario, comisiones de investigación para cuestiones específicas y adoptar resoluciones correspondientes con base en los informes rendidos por estas comisiones.

En el transcurso de la labor de una comisión de investigación, todos los organismos del Estado, organizaciones sociales y ciudadanos relacionados en el caso investigado tienen la obligación de facilitar los información necesaria.

Artículo 72

Los diputados a la Asamblea Popular Nacional y los integrantes de su Comité Permanente tienen derecho a formular, de acuerdo con el procedimiento prescrito por la ley, proyectos de ley y propuestas que se encuentren dentro del ámbito de la competencia de la Asamblea Popular Nacional o de su Comité Permanente.

Artículo 73

Durante las sesiones de sus respectivos cuerpos, los diputados a la Asamblea Popular Nacional y los integrantes del Comité Permanente de la misma tienen derecho a formular preguntas, según el procedimiento prescrito por la ley, al Consejo de Estado o a los Ministerios y Comisiones subordinados a éste. Los organismos interpelados tienen la obligación de responder las preguntas de una manera responsable.

Artículo 74

Ningún diputado a la Asamblea Popular Nacional puede ser detenido o sometido a juicio penal sin autorización del Presidium de la sesión en curso de la Asamblea Popular Nacional o, cuando la Asamblea no esté en sesión, sin el consentimiento de su Comité Permanente.

Artículo 75

A los diputados a la Asamblea Popular Nacional no se les puede exigir responsabilidad judicial por sus intervenciones y votaciones en las reuniones de la Asamblea.

Artículo 76

Los diputados a la Asamblea Popular Nacional deben acatar de manera ejemplar la Constitución y las leyes, guardar los secretos del Estado y contribuir al cumplimiento de la Constitución y de las otras leyes en la producción, el trabajo o actividades sociales en que participen.

Los diputados a la Asamblea Popular Nacional deben mantener estrecho contacto con las unidades y las personas que los eligieron, escuchar y reflejar sus opiniones y demandas, y servirles con dedicación.

Artículo 77

Los diputados a la Asamblea Popular Nacional están bajo la supervisión de las unidades que los eligieron. Estas unidades electorales tienen poder para revocar a los diputados que eligieron de acuerdo con el procedimiento prescrito por la ley.

Artículo 78

La organización y el procedimiento de trabajo de la Asamblea Popular Nacional y de su Comité Permanente son fijados por la ley.

SECCIÓN 2. EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA POPULAR CHINA

Artículo 79

El Presidente y el Vicepresidente de la República Popular China son elegidos por la Asamblea Popular Nacional.

Todo ciudadano de la República Popular China que tenga derecho a votar y a ser elegido y que haya cumplido cuarenta y cinco años de edad, puede ser elegido Presidente o Vicepresidente de la República Popular China.

El período del Presidente y el Vicepresidente de la República Popular China es el mismo que el de la Asamblea Popular Nacional, y ninguno de ellos puede servir por más de dos mandatos consecutivos.

Artículo 80

El Presidente de la República Popular China, de acuerdo con las decisiones de la Asamblea Popular Nacional y de su Comité Permanente, promulga las leyes; nombra o destituye al Primer Ministro y los Viceprimeros Ministros del Consejo de Estado, los Consejeros de Estado, Ministros y Ministros presidentes de las Comisiones, al Auditor General y al Secretario General del Consejo de Estado; otorga condecoraciones y títulos honoríficos, decreta las órdenes de amnistía especial, impone la ley marcial, declara el estado de guerra y decreta las órdenes de movilización.

Artículo 81

El Presidente de la República Popular China, en representación de la República Popular China, lleva a cabo las actividades propias de los asuntos de Estado y recibe a los representantes diplomáticos extranjeros y, de acuerdo con las decisiones del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional, envía o revoca los representantes plenipotenciarios de la nación en otros Estados y ratifica y abroga los tratados y los acuerdos importantes concluidos con Estados extranjeros.

Artículo 82

El Vicepresidente de la República Popular China asiste al Presidente en su trabajo.

El Vicepresidente de la República Popular China puede ejercer aquella parte de las funciones y poderes del Presidente que éste le delegue.

Artículo 83

El Presidente y el Vicepresidente de la República Popular China ejercen sus funciones y poderes hasta que sus sucesores elegidos por la próxima Asamblea Popular Nacional tomen posesión.

Artículo 84

Cuando el cargo de Presidente de la República Popular China quede vacante, el cargo será cubierto por el Vicepresidente.

Cuando el cargo de Vicepresidente de la República Popular China quede vacante, será cubierto por la persona que la Asamblea Popular Nacional elija para el efecto.

Cuando queden vacantes tanto el cargo de Presidente como el de Vicepresidente de la República Popular China,la Asamblea Popular Nacional debe elegir a un nuevo Presidente y a un nuevo Vicepresidente. Antes de la elección, el Presidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional asumirá interinamente el cargo de Presidente de la República.

SECCIÓN 3. EL CONSEJO DE ESTADO

Artículo 85

El Consejo de Estado, es decir, el Gobierno Popular Central de la República Popular China, es el cuerpo ejecutivo del órgano Supremo del poder del Estado; es el órgano administrativo supremo del Estado.

Artículo 86

El Consejo de Estado está integrado por el Primer Ministro, los Viceprimeros Ministros, los Consejeros de Estado, los Ministros, los Presidentes de las Comisiones, el Auditor General y el Secretario General.

El Primer Ministro tiene la responsabilidad general sobre el Consejo de Estado.

Los Ministros tienen la responsabilidad general por los Ministerios y Comisiones bajo su cargo. La organización del Consejo de Estado es fijada por la ley.

Artículo 87

El período de los cargos en el Consejo de Estado es el mismo del de la Asamblea Popular Nacional.

El Primer Ministro, los Viceprimeros Ministros y Consejeros de Estado no pueden permanecer en sus cargos por más de dos periodos consecutivos.

Artículo 88

El Primer Ministro dirige la labor del Consejo de Estado. Los Viceprimeros Ministros y los Consejeros de Estado le asisten en su trabajo.

El Primer Ministro, los Viceprimeros Ministros, los Consejeros de Estado y el Secretario General del Consejo de Estado llevan a cabo las reuniones ejecutivas regulares del Consejo de Estado.

El Primer Ministro convoca y preside las reuniones ejecutivas y plenarias del Consejo de Estado.

Artículo 89

El Consejo de Estado desempeña las siguientes funciones y poderes:

  1. 1. Formular medidas administrativas, promulgar reglas administrativas y regulaciones, y emitir decisiones y órdenes de acuerdo con la Constitución y las leyes;
  2. 2. Presentar proyectos de resolución a la Asamblea Popular Nacional o a su Comité Permanente;
  3. 3. Definir las tareas y las responsabilidades de los Ministerios y Comisiones del Consejo de Estado, dirigir de manera unificada la labor de estos y orientar el trabajo administrativo de nivel nacional que no corresponda a los Ministerios y las Comisiones;
  4. 4. Dirigir de manera unificada la labor de los organismos administrativos locales del Estado de los diversos niveles en todo el país, delimitar detalladamente las competencias entre el Gobierno Central y los órganos de la administración estatal de las provincias, de las regiones autónomas y de los municipios directamente subordinados al Poder central;
  5. 5. Trazar y poner en ejecución el plan de desarrollo social y económico del país y el presupuesto del Estado;
  6. 6. Dirigir y administrar la labor económica y el desarrollo urbano y rural;
  7. 7. Dirigir y administrar el trabajo en los sectores de la educación, ciencia, cultura, salud pública, cultura física y planificación familiar;
  8. 8. Dirigir y administrar los asuntos civiles, la seguridad pública, la administración judicial, la labor de supervisión y otras materias relacionadas;
  9. 9. Manejar los asuntos exteriores y concluir tratados y acuerdos con Estados extranjeros;
  10. 10. Dirigir y administrar la construcción de la defensa nacional;
  11. 11. Dirigir y administrar los asuntos relacionados con las nacionalidades y asegurar los iguales derechos de las minorías nacionales y el derecho a la autonomía de las zonas autónomas nacionales;
  12. 12. Proteger los derechos e intereses legítimos de los chinos nacionales residentes en el extranjero y de los chinos que hayan vuelto a la patria así como de sus familiares;
  13. 13. Modificar o anular las órdenes, directivas o reglamentos inapropiados que hayan dictado los Ministerios y las Comisiones;
  14. 14. Modificar o anular las decisiones y las órdenes inadecuadas emitidas por los organismos administrativos locales del Estado de los diversos niveles;
  15. 15. Aprobar la división administrativa de las provincias, de las regiones autónomas y de los municipios directamente subordinados al Poder central y aprobar la institución y la división administrativa de las prefecturas autónomas, de los distritos, de los distritos autónomos y de los municipios;
  16. 16. Decidir sobre el estado de sitio en áreas limitadas de las provincias, de las regiones autónomas o de los municipios directamente subordinados al Poder central;
  17. 17. Examinar y determinar el tamaño de los órganos administrativos y, de acuerdo con lo establecido por la ley, nombrar o remover funcionarios administrativos, capacitarlos, verificar y valorar su trabajo, y otorgarles recompensas o imponerles sanciones;
  18. 18. Desempeñar aquellas funciones y poderes que le asigne la Asamblea Popular Nacional o su Comité Permanente.

Artículo 90

Los titulares de los Ministerios y los Presidentes de las Comisiones del Consejo de Estado asumen la responsabilidad por la labor de sus respectivas entidades, convocan y presiden las reuniones de directores relacionadas con los asuntos de sus Ministerios y Comisiones o reuniones de miembros de comisión para discutir y decidir los problemas importantes de la labor de sus respectivas entidades.

Los Ministerios y las Comisiones dictan, en la esfera de su respectiva jurisdicción, órdenes y directivas y emiten reglamentos de acuerdo con las leyes y las disposiciones administrativas, decisiones y órdenes emitidas por el Consejo de Estado.

Artículo 91

El Consejo de Estado instituye un órgano de auditoria, que verifica y supervisa los ingresos y gastos financieros de los organismos del Consejo de Estado asÌ como de los gobiernos locales a los diversos niveles, y de los departamentos financieros y monetarios, de sus empresas y sus asuntos.

Bajo la dirección del Primer Ministro del Consejo de Estado, el órgano de auditoría ejerce independientemente sus atribuciones de supervisión y control según lo prescrito por la ley y no está sujeto a la interferencia de ningún otro organismo administrativo, organización social o individuo.

Artículo 92

El Consejo de Estado responde y rinde cuentas de su gestión ante la Asamblea Popular Nacional o ante su Comité Permanente durante el receso de la Asamblea.

SECCIÓN 4. LA COMISIÓN MILITAR CENTRAL

Artículo 93

La Comisión Militar Central de la República Popular China dirige las fuerzas armadas de todo el paÌs.

La Comisión Militar Central esta integrada por el Presidente, los Vicepresidentes y los miembros.

El Presidente de la Comisión Militar Central tiene la responsabilidad general sobre la comisión.

El período de mandato de los integrantes de la Comisión Militar Central es el mismo que el de la Asamblea Popular Nacional.

Artículo 94

El Presidente de la Comisión Militar Central responde ante la Asamblea Popular Nacional y su Comité Permanente.

SECCIÓN 5. ASAMBLEAS POPULARES LOCALES Y GOBIERNOS POPULARES LOCALES DE LOS DIVERSOS NIVELES

Artículo 95

En las provincias, municipios directamente subordinados al Poder central, distritos, municipios, distritos urbanos, cantones, cantones de minorías nacionales y poblados, se instituyen asambleas populares y gobiernos populares.

La organización de las asambleas y gobiernos populares locales de los diversos niveles será determinada por la ley.

En las regiones autónomas, prefecturas autónomas y distritos autónomos, se instituyen organismos de autogobierno. La organización y procedimientos de los órganos de auto gobierno serán determinadas por la ley de acuerdo con los principios fundamentales establecidos en las Secciones 5 y 6 del capitulo III de la presente Constitución.

Artículo 96

Las asambleas populares locales de los diversos niveles son los órganos locales del Poder del Estado.

En las asambleas populares locales en el nivel distrital y en los niveles superiores deben establecerse comités permanentes.

Artículo 97

Los diputados a las asambleas populares de las provincias, municipios directamente subordinados al Poder central y ciudades divididas en distritos urbanos son elegidos por las asambleas populares del nivel inmediato inferior; los diputados a las asambleas populares de los distritos, ciudades no divididos en distritos urbanos, distritos urbanos, cantones, cantones de minorías nacionales y poblados son elegidos directamente por los electores.

El número de diputados a las asambleas populares locales de los diversos niveles y el procedimiento para su elección serán determinados por la ley.

Artículo 98

El período de los miembros de Las asambleas populares locales de los distintos niveles es de cinco años.

Artículo 99

Las asambleas populares locales de los diversos niveles aseguran la observancia y el cumplimiento de la Constitución, las leyes, las disposiciones administrativas y las regulaciones dentro del área de su jurisdicción. Dentro de los límites de sus competencias prescritas por ley, adoptan y emiten resoluciones y examinan y deciden los planes de desarrollo económico, cultural y el desarrollo de obras públicas.

Las asambleas populares locales desde el nivel distrital para arriba examinan y aprueban, dentro de los límites de su jurisdicción, los planes de desarrollo económico y social y los presupuestos de sus respectivas áreas, y examinan y aprueban reportes de su implementación. Están facultadas para cambiar o derogar las decisiones inadecuadas de los comités permanentes de sus respectivos niveles.

Las asambleas populares de los cantones de minorías nacionales pueden, dentro de los límites de su competencia establecida por la ley, adoptar medidas específicas que se ajusten a las peculiaridades de cada nacionalidad.

Artículo 100

Las asambleas populares de las provincias y municipios directamente subordinados al Gobierno Central, así como sus respectivos comités permanentes, pueden adoptar regulaciones locales, las cuales no pueden contravenir la Constitución, las leyes y las disposiciones administrativas. Estos deben ser puestos en conocimiento del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional para su registro correspondiente.

Artículo 101

Las asambleas populares locales de los diversos niveles tienen la facultad de elegir y revocar los gobernadores y vicegobernadores provinciales, los alcaldes y tenientes alcaldes, y los jefes y subjefes de distrito, de distrito urbano, de cantón y de poblado de los gobiernos populares de sus respectivas instancias.

Las asambleas populares locales desde el nivel distrital hasta el nivel más alto están facultados para elegir y para revocar el mandato del presidente del tribunal popular y el fiscal general de las fiscalías populares del correspondiente nivel. La elección o la revocatoria del mandato del fiscal general de la fiscalía popular debe ser reportado al fiscal general de la fiscalía popular del nivel inmediatamente superior para que la someta a la aprobación del comité permanente de la asamblea popular del mismo nivel.

Artículo 102

Los diputados a las asambleas populares de provincia, municipios directamente subordinados al Poder central y ciudades divididas en distritos urbanos están sujetos a la supervisión de las unidades que los eligieron; los diputados a las asambleas populares de distrito, ciudades no divididas en distritos urbanos, distritos urbanos, cantones, cantones de minorías nacionales y poblados están sujetos a la supervisión de sus electores.

Las unidades electorales y los electores que eligieron sus diputados a las asambleas populares locales de los diversos niveles tienen la facultad de revocar el mandato de los diputados que eligieron de acuerdo con el procedimiento prescrito por la ley.

Artículo 103

Los comités permanentes de las asambleas populares locales desde el nivel distrital hasta el nivel más alto están integrados por el presidente, los vicepresidentes y los miembros; responden y rinden cuentas de su gestión ante las asambleas populares del nivel correspondiente.

Las asambleas populares locales desde el nivel distrital hasta el nivel más alto eligen y tienen derecho a revocar el mandato de los integrantes de su comité permanente.

Los integrantes de los comités permanentes de las asambleas populares locales de nivel distrital para arriba no pueden ocupar cargos en los organismos ejecutivos, judiciales y fiscalizadores del Estado.

Artículo 104

Los comités permanentes de las asambleas populares locales desde el nivel distrital hasta los niveles superiores discuten y deciden sobre los asuntos importantes en todos los dominios de las áreas de su jurisdicción; supervisan la gestión del gobierno popular, del tribunal popular y de la fiscalía popular del nivel correspondiente; anulan las decisiones y las órdenes inadecuadas del gobierno popular del nivel correspondiente; revocan las decisiones inadecuadas de la asamblea popular del correspondiente nivel; anulan las decisiones y las órdenes inadecuadas del gobierno popular del nivel correspondiente; revocan las decisiones inadecuadas de la asamblea popular del nivel inmediatamente inferior; deciden, dentro de los límites de su competencia establecidos por la ley, el nombramiento y la destitución de los funcionarios de los organismos estatales; y entre los periodos de sesiones de la asamblea popular del nivel correspondiente, pueden retirar a algún diputado a la asamblea popular del nivel inmediatamente superior y elegir diputados individuales para llenar las vacancias.

Artículo 105

Los gobiernos populares locales de los diversos niveles son los órganos ejecutivos de los órganos locales del Poder del Estado; son organismos administrativos locales del Estado a los diversos niveles.

Los gobiernos populares locales de los diversos niveles aplican el sistema de responsabilidad general del gobernador de provincia, del alcalde, del jefe de distrito, o del jefe de distrito urbano, de cantón y de poblado.

Artículo 106

Los gobiernos populares locales de los diversos niveles tienen los mismos periodos de mandato que las asambleas populares del nivel correspondiente.

Artículo 107

Los gobiernos populares locales de nivel distrital para arriba administran, de acuerdo con los límites de su competencia prescritos por la ley, los asuntos relativos a la economía, educación, ciencia, cultura, salud publica, cultura física y construcción urbana y rural, así como las finanzas, asuntos civiles, seguridad pública, asuntos relacionados con las nacionalidades, administración judicial, y supervisión y planificación familiar; emiten decisiones y dictan órdenes; nombran o destituyen a los funcionarios públicos, los capacitan, verifican y valoran su trabajo, y los recompensan o sancionan.

Los gobiernos populares de cantón, de cantón de minorías nacionales y de poblados ejecutan las resoluciones de las asambleas populares del nivel correspondiente y las decisiones y ordenes de los organismos administrativos del Estado del nivel superior siguiente y llevan a cabo las labores administrativas en las áreas de su jurisdicción.

Los gobiernos populares de provincias y de municipios directamente subordinados al Poder central deciden sobre la institución y la división administrativa de los cantones, cantones de minorías nacionales y poblados.

Artículo 108

Los gobiernos populares locales desde el nivel distrital hasta el nivel más alto dirigen la labor de los departamentos subordinados a ellos y de los gobiernos populares de los niveles inferiores y tienen el derecho de modificar o anular sus decisiones inadecuadas.

Artículo 109

Los gobiernos populares locales desde el nivel distrital hasta el nivel más alto instituyen organismos de auditoría. Los cuerpos de auditoría de los diferentes niveles ejercen independientemente las funciones de verificación y supervisión en concordancia con la ley, y responden ante el gobierno popular del nivel correspondiente y el organismo de auditoría del nivel inmediato superior.

Artículo 110

Los gobiernos populares locales de los diversos niveles responden y rinden cuentas de su gestión ante las asambleas populares del nivel correspondiente. Los gobiernos populares locales desde el nivel distrital hasta el nivel más alto hacen lo mismo con respecto a los comités permanentes de las asambleas populares del nivel correspondiente durante el receso de estas últimas.

Los gobiernos populares locales de los diversos niveles responden y rinden cuentas de su gestión ante los organismos administrativos del Estado del nivel inmediatamente superior. Los gobiernos populares locales de los diferentes nivel en todo el país son organismos administrativos que se encuentran bajo la dirección única del Consejo de Estado y se subordinan a él.

Artículo 111

Los comités de vecinos o de aldeanos que se instituyen en las ciudades y aldeas con base en su lugar de residencia, son organizaciones de base con auto gobierno. El presidente, los vicepresidentes y los miembros de los comités de vecinos o de aldeanos son elegidos por los residentes. Las relaciones entre los comités de vecinos o de aldeanos y los órganos de poder de base serán determinadas por la ley.

En los comités de vecinos o de aldeanos se instituyen comisiones de mediación popular, de seguridad pública, de salud pública y de otras materias, las cuales se encargan de los asuntos públicos y los servicios sociales en sus áreas, median en las disputas entre residentes, ayudan al mantenimiento del orden público, y hacen llegar las opiniones y demandas de los residente a los gobiernos populares y les formulan propuestas.

SECCIÓN 6. ORGANISMOS AUTONÓMICOS DE LAS ZONAS DE AUTONOMÍA NACIONAL

Artículo 112

Los organismos autonómicos de las zonas de autonomía nacional son las asambleas populares y los gobiernos populares de las regiones autónomas, prefecturas autónomas y distritos autónomos.

Artículo 113

En las asambleas populares de las regiones autónomas, prefecturas autónomas y distritos autónomos,deben estar representadas en n˙mero apropiado, además de la nacionalidad o nacionalidades que ejercen la autonomía regional en su zona, las otras nacionalidades que habiten en la zona.

Los cargos de presidente o vicepresidente de los comités permanentes de las asambleas populares de las regiones autónomas, prefecturas autónomas y distritos autónomos deben incluir a los ciudadanos de la nacionalidad o nacionalidades que ejercen la autonomía regional en su zona.

Artículo 114

Los cargos de presidente de una región autónoma, prefecto de prefectura autónoma y jefe de distrito autónomo deben ser ocupados por ciudadanos de la nacionalidad o nacionalidades que ejercen la autonomía regional en su zona.

Artículo 115

Los organismos autonómicos de las regiones autónomas, prefecturas autónomas y distritos autónomos ejercen las atribuciones y poderes de los organismos locales del Estado especificadas en la sección 5 del capítulo III de la presente Constitución. Al mismo tiempo, ejercen su derecho a la autonomía dentro de los límites de su competencia establecidos por la Constitución, la ley de autonomía regional de las minorías nacionales y otras leyes; y, teniendo en cuenta las condiciones especificas de cada localidad, ejecutan las leyes y políticas del Estado.

Artículo 116

Las asambleas populares de las zonas de autonomía nacional tienen derecho a elaborar estatutos de autonomía y otros estatutos específicos de conformidad con las particularidades políticas, económicas y culturales de la nacionalidad o nacionalidades de las áreas correspondientes. Los estatutos de autonomía y otras regulaciones específicas de las regiones autónomas deben ser enviadas al Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional para su aprobación antes de que entren en vigencia. Los estatutos de autonomía y los demás estatutos específicos de las prefecturas autónomas y de los distritos autónomos deben ser enviados a los comités permanentes populares las provincias y las regiones autónomas para su aprobación antes de entrar en vigencia, y deben ser puestos en conocimiento del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional para su registro correspondiente.

Artículo 117

Los órganos de auto gobierno de las zonas de autonomía nacional tienen la facultad de administrar las finanzas locales en sus áreas autónomamente. Aquella parte de la renta pública que corresponde a las zonas de autonomía nacional según el sistema financiero del Estado debe ser manejado y empleado de forma independiente por parte de los órganos de auto gobierno de esas áreas.

Artículo 118

Los organismos de auto gobierno de las zonas de autonomía nacional disponen y administran independientemente el desarrollo económico bajo la guía de los planes estatales. El Estado, al explotar los recursos naturales y construir empresas en las zonas de autonomía nacional, debe tomar en consideración los intereses de estas áreas.

Artículo 119

Los organismos de auto gobierno de las zonas de autonomía nacional administran independientemente los asuntos relativos a educación, ciencia, cultura, salud pública y cultura física en sus respectivas áreas, restauran y protegen el patrimonio cultural de las nacionalidades, y trabajan por el desarrollo y prosperidad de sus culturas.

Artículo 120

Los organismos de auto gobierno de las zonas de autonomía nacional pueden organizar, conforme al sistema militar del Estado y a las necesidades concretas de sus propias zonas, las fuerzas locales de seguridad pública para mantener el orden público, previa autorización del Consejo de Estado.

Artículo 121

Los organismos de auto gobierno de las zonas de autonomía nacional, en el ejercicio de sus funciones, emplean la lengua o las lenguas usualmente habladas o escritas en sus respectivas zonas, según lo estipulado por los estatutos de autonomía de las zonas de autonomía nacional.

Artículo 122

El Estado presta asistencia financiera material y técnica a las minorías nacionales para acelerar su desarrollo económico y cultural.

El Estado ayuda a las zonas de autonomía nacional a preparar números significativos de cuadros de diversos niveles, personal especializado y trabajadores capacitados entre la nacionalidad o las nacionalidades de esas zonas.

SECCIÓN 7. TRIBUNALES POPULARES Y FISCALÍAS POPULARES

Artículo 123

Los tribunales populares de la República Popular China son los órganos judiciales del Estado.

Artículo 124

La República Popular China instituye el Tribunal Popular Supremo, los tribunales populares locales de los diversos niveles y tribunales populares especiales tales como los tribunales militares.

El Presidente del Tribunal Popular Supremo tiene el mismo periodo de mandato que la Asamblea Popular Nacional y su mandato no puede exceder de dos periodos consecutivos.

La organización de los tribunales populares será determinada por la ley.

Artículo 125

Todos los casos procesados por los tribunales populares deben ser escuchados en público, salvo en aquellas circunstancias especiales previstos por la ley. El acusado tiene derecho a la defensa.

Artículo 126

Los tribunales populares ejercen el poder judicial de forma independiente de acuerdo con la ley, y no pueden ser sujetos de interferencias por parte de los órganos administrativos, organizaciones sociales ni los individuos.

Artículo 127

El Tribunal Popular Supremo es el órgano judicial supremo.

El Tribunal Popular Supremo supervisa el ejercicio de administración de justicia llevado a cabo por los tribunales populares locales y los tribunales populares especiales. Los tribunales populares de nivel superior supervisan la actuación judicial de los tribunales populares de nivel inferior.

Artículo 128

El Tribunal Popular Supremo responde ante la Asamblea Popular Nacional y su Comité Permanente. Los Tribunales populares locales de los diferentes niveles responden ante los órganos del Poder del Estado que los han instituido.

Artículo 129

Las fiscalías populares de la República Popular China son los órganos del Estado encargados de la supervisión legal.

Artículo 130

La República Popular China instituye la Fiscalía Popular Suprema y las fiscalías populares locales de los diferentes niveles, las fiscalías militares y otras fiscalías populares especiales.

El Fiscal General de la Fiscalía Popular Suprema tiene el mismo período de mandato que la Asamblea Popular Nacional y su mandato no puede exceder dos periodos consecutivos.

La organización de las fiscalías populares será determinada por la ley.

Artículo 131

Las fiscalías populares ejercen el poder fiscal de forma independiente de acuerdo con lo previsto por la ley, y no están sujetos a la interferencia de ningún organismo administrativo, organización social o individuo.

Artículo 132

La Fiscalía Popular Suprema es el órgano fiscalizador supremo.

La Fiscalía Popular Suprema dirige el trabajo de las fiscalías populares locales y de las fiscalías especiales. Las fiscalías populares de nivel superior dirigen el trabajo de las fiscalías populares de nivel inferior.

Artículo 133

La Fiscalía Popular Suprema responde ante la Asamblea Popular Nacional y su Comité Permanente. Las fiscalías populares locales responden ante los órganos del Poder del Estado de los cuales emanan y ante las fiscalías populares de nivel superior.

Artículo 134

Los ciudadanos de todas las nacionalidades tienen derecho a utilizar en el procedimiento judicial su propia lengua hablada o escrita. Los tribunales populares y las fiscalías populares deben proporcionar la traducción a cualquiera de las partes respecto de los procedimientos de los que no son familiares en la lengua hablada o escrita de uso común en el lugar en cuestión.

En las zonas donde una minoría nacional vive en compacta comunidad o donde habitan varias nacionalidades, las audiencias deben realizarse en la lengua o lenguas habladas de uso común de la zona. Las actas de acusación, los fallos, las notificaciones y otros documentos deben darse a conocer por escrito, conforme a las necesidades específicas, en la lenguas o las lenguas de uso común de la zona.

Artículo 135

Al tratar los casos penales, los tribunales populares, las fiscalías populares y los organismos de seguridad pública deben dividir sus funciones, cada uno de ellos adquiriendo responsabilidad por su propio trabajo, y deben coordinar entre sí sus esfuerzos y efectuar un control mutuo para asegurar la aplicación justa y efectiva de las leyes.

CAPÍTULO IV. LA BANDERA NACIONAL, EL HIMNO NACIONAL, EL ESCUDO NACIONAL Y LA CAPITAL

Artículo 136

La bandera nacional de la República Popular China es una bandera roja con cinco estrellas.

El himno nacional de la República Popular china es la “Marcha de los Voluntarios”

Artículo 137

El escudo nacional de la República Popular China es “Tian’anmen” en el centro iluminado con cinco estrellas y rodeado por espigas y una rueda dentada.

Artículo 138

La capital de la República Popular China es Beijing.

En alianza con Constitute Project, y a partir de los datos proporcionados por ellos en forma gratuita y desinteresada, pudimos desarrollar esta sección buscando seguir entregándole herramientas a la ciudadanía de cara al proceso constituyente.